Pico Colinas 2215m

15 - marzo - 2009

Aprovechando el buen tiempo de este mes de marzo, he podido sacar un día y darme un homenaje que perseguía desde hace tiempo: El Pico Colinas en el macizo de Peña Ubiña.

Probablemente, sino casi seguro, el mejor descenso de la zona y de gran parte de la cordillera.

En condiciones normales se puede disfrutar de una pala de nieve de más de  800 m. Su continuidad supera al famoso Alto Esla con su Tres provincias y Cuartas, donde la continuidad de las palas superan por poco los 600 m de desnivel desde Bobias.

Descarga
Localización en Google Earth
Colinas 2215m.zip
Archivo comprimido formato ZIP 658 Bytes
colinas
amarillo:ascenso - azul:descenso

Al comienzo seguimos la ruta inicial de todas las guías. Dejamos el coche en el desvío a 3 km de Torrebarrío. La pista estaba cerrada todavía por traves de nieve. Por desgracia estos traves no mantenían la continuidad hasta los invernales de Cuspasante, a los que tuvimos que llegar porteando tablas a la espalda, pero los 3 km de aprox. se hicieron amenos, quizá a que íbamos charlando alegremente de nuestras cosas. Después de cruzar el río la nieve ya era constante. Aquí nos calzamos las tablas. La altitud en este sitio es de casi 1400 m y además es aquí también donde comienza la pendiente, suave al principio y con pequeñas zonas algo más pendientes, pero sin complicación.

Al poco rato llegamos al valle del Arca, una vaguada impresionante a 1650m desde donde se divisa la collada del rebezu, pero nosotros optamos por algo que parecía más simple: rodear esta vega por la derecha para ir directos al otro collado más al sur y que es casi de la misma altura que el del Rebezu. En principio la idea era buena ya que se ahorra camino, pero fue tarde al descubrir el paquetón de nieve que hay que salvar para meterse en la vega del Rebezu, así que la opción más evidente era seguir por la loma occidental de la vega directos al Colinas. Esto solo nos planteo un par de inconvenientes debido al estado de la nieve, que al tener orientación norte se encontraba dura a pesar de los calurosos días precedentes. Encontramos dos zonas de fuerte pendiente en las que tuvimos que descalzarnos un trecho: Una en la loma de la Vega y otro tramo casi cerca de la cumbre. Eran trechos pequeños, pero una vez descalzos en el segundo, optamos ya por tirar con tablas a la espalda hasta la cima.

Fontán y Prao
Fontán y Prao

Desde aquí se divisan unas panorámicas excepcionales sobre todo el murallón del Prao y la panda de nieve de los Picos del Fontán.

Las palas de nieve que caen hacia Asturias son también memorables y apetecibles de bajar sino fuera por que el retorno a Babía sería una complicación. Quizá algún año liemos a las parejas para que vayan a buscarnos al otro lado.

Hacía un día tan bueno que además de buenas fotos desde la cumbre, pudimos tomar también en ella un tentempié para poder afrontar la bajada. Ya teníamos decidida la ruta de descenso. Iba a ser la linea más directa pendiente y...corta por desgracia. Descender por el valle del Arca proporciona unas 3'5 km escasos de linea, pero el valle mas al sur, al ser mas directo se queda en unos 2,5 km.

 

El peor tramo de nieve lo encontramos en la parte intermedia del descenso debido a los canalizos que se forman en la superficie de la nieve causados por el  deshielo interno que se produce al contacto de ésta con el suelo y que parecía que estábamos esquiando sobre un tejado de uralita: Toda una experiencia. Lo he pasado mejor esquiando bañeras en pista.

La parte alta era nieve compacta dura pero muy noble, ya que no era hielo puro y los cantos rascaban de maravilla. Esta fue la mejor parte: desde la cima hasta los 1900m aprox.

En la parte baja lo de siempre, nieve transformada y lenta, pero solo hay que dejarse deslizar hasta los primeras praderas. Es en estos sitios donde agradeces llevar tablas pues a pesar de ser un esquí muy básico, evitas hundirte en la nieve profunda. Mientras la infantería del alpinismo va reventada de hacer huellas profundas en el momento más cansado del día, tu te deslizas alegremente y sin esfuerzo por el pero de los terrenos invernales: "la nieve profunda y húmeda"

 

En fin, después de quitarnos las tablas y relajar un rato las piernas, retornamos por la pista los 3 km hasta la carretera, que esta vez si se hicieron más pesados.


tiempo ascenso:

  - desde la carretera: unas 3horas 15 min

  - desde los invernales de Cuspasante: unas 2h 30 min

        con descansos incluidos.

descenso: aún pareciendo poco montañero, el descenso si es en esquís, cuanto más tiempo (bien empleado), mejor.

longitud: 6000m (3000m desde los invernales)

desnivel: 920m

Ruta realizada por:

Omar y Héctor Alvarado


Galería de fotos