Aún hay más

Cuando ya la temporada la daba por terminada para mí, ocurrió lo inesperado: un frente frio a finales de abril con precipitaciones de nieve que pasaron más desapercibidas de lo habitual aín siendo de consideración. Crímos que era conveniento cerciorarse de ello y por eso casualidades del destino, nos juntamos los 3 hermanos el primer fin de semana de mayo y decidimos llevar al pequeño a hacer el Colinas, (repetido para nosotros) ya que la zona de Ubiña por su altidud prometía haber recogido gran parte de esa nevada, como así fue.

Escribir comentario

Comentarios: 0